El Espejo de la Memoria

Este título, que representa la misma idea de un libro escrito por mi padre, será el referente en lo que pasaré a escribir de  aquí en adelante. Durante mucho tiempo he divagado por la vida, tratando de dar respuestas a los múltiples cuestionamientos que hago por tal o cual situación. En la mayoría de los casos, no solía quedar conforme con la respuesta que esgrimía, fuera ella, la respuesta, publica o privada.

Siempre creí, que todo estaba fuera de mi persona, por lo tanto, la culpa de cada acontecimiento o hecho de la vida diaria, era causa y motivo de terceros, que desde mi particular punto de vista, se establecían en una especie de máquina de actuar contra cada iniciativa que trataba de emprender. Hoy, a ciertos años y dolores de distancia, creo y sostengo, que junto con ser una acción que tiene un alto componente de pretensión amparada por la soledad, es claramente, el peor de los complejos que pude haber alimentado durante tanto tiempo.

Luego, y después de harto divagar, entre la realidad y la melancolía, no tengo más remedio que repasar las torpezas y los desaguizados provocados desde esa mirada de la vida. Es quizás en ese momento, donde el espejo del pasado, nutre la memoria, sin forma de culpa, pero, sin lugar a dudas, con una especie de recordatorio, que te señala, que ya no va más, que los amores y desentendidos, son productos de la imagen que emana de nuestra vida social, y que los resultados, son el producto final, de una manera extraña de armar nuestro mundo y recorrer sus parajes a través de los vínculos que se iban nutriendo en cada momento.

Y pensar, que la cosa era más fácil, sólo, había que mirar y mirarse, entender que era parte de yo mismo, que no tendría más vuelta en este peregrinar, que dar una y otra mirada, donde cada situación que podía parecer terrible, era en buenas cuentas, parte de un aprendizaje. Que los momentos, buenos y malos, son eso, momentos que debemos enfrentar, y que, por nada del mundo, hay que arrancar de la situación. Los problemas no se superan o solucionan, por ignorarlos.

El espejo de la memoria, viene a ser, una especie de cuenta diaria de mis actos, pero del mismo modo, guarda relación con el resultado de cada uno de mis actos. Donde debo señalar, y de manera clara y convincente, que si algo he padecido, sufrido y llorado, tiene un solo responsalbe, que no es más ni menos, que la persona que en este momento escribe estas líneas.

Del mismo modo, es bueno plantear, que las alegrías y bonanzas, van por el mismo carril, y que todo lo que pueda parecer parte de mi vida y proceso, se construye con la ayuda de otros. No creo ser, ni parecer, el resultado de un proceso solitario de relaciones, que aprende por el hecho de existir y darse a la vida, como un personaje errante, fruto de sus intuiciones y presentimientos.

A estas alturas, no quiero hablar de conocimiento, ni menos de sabiduría. No pretendo dar respuestas, ni menos consejos. Sólo me parece apropiado apuntar que, nada de los que vivimos, bueno o malo es casualidad. La vida se hace de a poco, de manera constante y pertinente, pero cada uno de nosotros, no sabe nada de ello, hasta que se da el tiempo de detenerse a pensar y revisar que todo, y quiero ser claro, todo, es parte de nosotros, y si a alguien hay que exigir cuentas, es a la persona que vive dentro nuestro, y que se refleja a través de nuestros actos. 

|

Comentarios

Aprender de cada proceso vivido y "darse cuenta" durante del aprendizaje que el vivir significa, entre otras cosas hermosas, eso....¡¡¡ aprender a vivir ¡¡¡....es un verdadero regalo.

La pluma danza entre sus dedos...

Responder

Hola Carlos:

Te escribo estas líneas tal vez con el mismo sentimiento que inspiraron las tuyas, no puedo hablar sin decir que mi vida estuvo en algún momento muy ligada a lo que esos actos que mencionas fueron en el pasado. Me alegra poder decirte que no es necesario sufrir por lo que hicimos, por lo que no dijimos o por lo que no debimos hacer en el pasado. Tu vida, mi vida, y la vida de muchas otras personas se cruzaron en algún punto, y que de esos "cruces" cual mas cual menos, hubo distintas consecuencias, pero solo forman parte del hacerse cargo de la vida que hoy tenemos, y del entender porqué actuamos de una forma en un determinado momento.

Si exisitiera algún asomo de culpa, remordimiento, tristeza o lo que fuere por tus actos, puedes hoy sentir que existe una persona, en una pequeña fracción de tiempo en este universo, que no guarda rencor, resentimiento, mal concepto, ni mala experiencia en torno a ti, aunque tal vez en algun minuto pudiste pensar que si.

Me alegra infinitamente ver que la experiencia ha dado buenos frutos en ti.

Responder

ola como estan

Responder
At this time it appears like BlogEngine is the best blogging platform available right now. (from what I've read) Is that what you're using on your blog?
Responder
Hey There. I found your blog using msn. This is a very well written article. I'll be sure to bookmark it and return to read more of your useful information. Thanks for the post. I will certainly return.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar